El acompañante ideal de la pizza, un buen vino

Un antiguo dicho italiano afirma que el arroz nace en el agua y muere en el vino – “il riso nasce nell’acqua e muore nel vino”. Comer un risotto acompañado de un vaso de agua no es ciertamente lo más apetecible, siempre sabrá mejor acompañado de una copa de vino. Innegablemente, lo mismo se puede decir de la pizza, ¡su sabor exalta cuando se acompaña de un buen vino!

El acompañante ideal de la pizza, un buen vino II
Pizza acompañada de vino tinto

La historia de la pizza narra que en 1.889 la Reina Margherita Teresa de Saboya llamó a un maestro pizzero, nada más y nada menos que al famoso Raffaele Espósito, para que le preparara las mejores pizzas. Como en aquella época la Reina no podía ir a una pizzería, se construyó un horno artesanal hecho a la medida en su residencia de Nápoles para que el maestro pudiera elaborar allí la pizza perfecta. El famoso pizzaiolo llegó a la residencia de la Reina con sus ayudantes, preparó la masa y los ingredientes, y se introdujeron las pizzas en el horno pasada la media noche. Después de unos tres o cuatro minutos de cocción se sirvieron las pizzas a la Reina y su corte. Se dice que la reina comió con muy buen apetito las pizzas, y que en esa ocasión los sirvientes le ofrecieron vino blanco para acompañar la cena. Así es, hace más de doscientos años ya se comía pizza acompañada de vino.

Muchos años más tarde, en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, gran parte de la industria y economía italiana se desarrolló en el norte del país (en Milano, Génova y Torino principalmente). Durante estos años, muchas personas que habitaban el sur de Italia tomaron la decisión de emigrar a esta región en busca de mejores trabajos y oportunidades. Entre ellos, se encontraban muchos pizzaiolos, quienes con seguridad conseguirían entre sus paisanos norteños muy buenos y receptivos clientes. Estas miles de personas que emigraron al norte de la bota conseguían en la pizza y sus aromas el recuerdo de casa, un recuerdo que les transportaba de nuevo a sus pueblos y les resonaba a sus familias y costumbres. Fueron estas personas quienes llevaron sus tradiciones al norte de Italia, entre ellas la buena pizza acompañada del buen vino. Y así, trascurrieron pocos años antes de que todo el norte de Italia fuera también conquistado por la pizza.

“Fueron estas personas quienes llevaron sus tradiciones al norte de Italia, entre ellas la buena pizza acompañada del buen vino”

Entonces, ¿por qué hoy en día es tan común comer pizza acompañada de cerveza?

Durante los años posteriores a la gran guerra, y dada la situación de crisis que se vivía en Italia, el estado implementó varias reformas para incrementar la recaudación de impuestos. Una de estas reformas impositivas exigía y cobraba por el otorgamiento de licencias obligatorias que regulaban la venta del vino en restaurantes y cafeterías. Sin embargo, estas licencias no eran necesarias para la comercialización de la cerveza, ya que su concentración de alcohol es menor que la del vino. Los comerciantes, para conseguir un mayor beneficio, comenzaron entonces a servir la pizza con la birra (cerveza) y así nació una nueva tendencia.

“Una de estas reformas impositivas exigía y cobraba por el otorgamiento de licencias obligatorias que regulaban la venta del vino en restaurantes y cafeterías”

El-acompanante-ideal-de-la-pizza,-un-buen-vino
Botella de vino tinto

Si bien el consumo de pizza acompañada de la birra se ha extendido considerablemente, es importante destacar que la bebida ideal para acompañar la pizza es el vino. De hecho, los expertos en gastronomía afirman que el vino es el mejor acompañante para la pizza, ya que gracias al él se puede lograr una armonía de aromas y texturas que permite potenciar los sabores de la pizza y sus ingredientes. El PH del vino (entre 3,0 y 4,0) es más parecido al PH de los ácidos del estómago humano (1,7 aproximadamente) y por ende ayuda a la rápida digestión. Por otro lado, la cerveza tiene un PH mayor (entre 5,0 y 5,7) y ralentiza la digestión.

Pero, ¿cuál es el vino ideal para acompañar la pizza?

El tipo de vino ideal para acompañar la pizza depende de los ingredientes que se han utilizado para elaborarla. Es decir, hay ciertos vinos que son más indicados para acompañar ciertos tipos de pizzas, por ejemplo:

  • Las pizzas blancas (in bianco), de verduras sin salsa de tomate, y de pescados o mariscos son candidatas para un maridaje con vinos blancos jóvenes, que sean ligeramente aromatizados. También pueden acompañarse de un “vino frizzante” como el Prosecco. Lo ideal es acompañar este tipo de pizzas con vinos cuya concentración de alcohol no sea demasiado alta.
  • Las pizzas y los calzoni con salsa de tomate, prosciutto, y otros embutidos son candidatas para un maridaje con vinos rosados o tintos ligeros. Si la pizza es un poco picante, ya que muchos embutidos italianos son picantes, se recomienda que el vino tinto tenga un poco más de cuerpo.
El-acompanante-ideal-de-la-pizza,-un-buen-vino-I
Variedad de botellas de vino

En fin, hay otro dicho muy castizo que dice “entre gustos y colores no han escrito los autores”. Si bien podemos darte algunas recomendaciones, la mejor manera de encontrar el vino ideal para acompañar tu pizza preferida es haciendo la cata para encontrar la combinación perfecta para ti, ¡Salud y buon appetito!

pizzeria-rurale-conoce-mas


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s