El origen de la pizza, un viaje de tradición e innovación

Cuando ordenas y te sirven una pizza en un restaurante hoy en día tienes frente a ti un fragmento de historia que se remonta a siglos de tradición. Podemos trazar el origen de la pizza a épocas remotas, cuando nuestros antepasados de diferentes culturas comenzaron a consumir panes planos cubiertos de diversos ingredientes en las zonas contiguas al mar mediterráneo. Tenemos constancia de que en la antigüedad los griegos comían panes planos cubiertos con distintas hierbas, especias, e incluso algunos vegetales. Y también sabemos que por aquellos años, ya los célebres persas liderados por Darío y Jerjes comían panes planos cubiertos de queso fundido y dátiles que preparaban sobre sus escudos de guerra. De hecho, es muy probable que la etimología de la palabra pizza esté ligada con la antigua palabra griega pitta y también con la antigua palabra turca pide, ambas versiones de panes planos. Esta relación es un hecho importante que nos revela que la pizza pertenece a una diversa y antigua familia de panes planos ancestrales.

tomates-el-origen-de-la-pizza
Tomates frescos

La pizza que conocemos hoy en día es muy diferente a como era en sus orígenes históricos. A través de los años, la pizza ha evolucionado adaptándose a la cultura y las necesidades de los habitantes de distintas regiones. El hito que nos permite definir acertadamente el verdadero origen de la pizza, tal y como la conocemos ahora, es la utilización del tomate como ingrediente base para su elaboración. Aunque parezca sorprendente, cuando se introdujo el tomate en Europa desde América en el siglo XVI muchos europeos pensaban que era tóxico y no lo consumían por miedo a que pudieran envenenarse.

“Cuando se introdujo el tomate en Europa desde América en el siglo XVI muchos europeos pensaban que era tóxico y no lo consumían por miedo a que pudieran envenenarse”

Fueron los habitantes más pobres de la región de Nápoles los precursores de añadir tomate a los panes planos que comían, marcando así el origen de la pizza como hoy la concebimos. El plato ganó notoriedad rápidamente por su sabor y originalidad, sobre todo entre los turistas que visitaban Nápoles. En aquella época, solo los más atrevidos se adentraban en los callejones de las zonas más pobres de la ciudad para probar la innovación gastronómica.

napoles-el-origen-de-la-pizza
La Bahía de Nápoles

La pizza fue ganando terreno por toda Italia, y en cada región se perfeccionó dependiendo de las preferencias de sus habitantes. En Nápoles las pizzas son esponjosas y suaves, mientras que en Roma son finas y crujientes. La realidad es que, aunque los varios estilos están arraigados a las mismas tradiciones, existen distintas versiones para todos los gustos.

“En aquella época, solo los más atrevidos se adentraban en los callejones de las zonas más pobres de Nápoles para probar la innovación gastronómica”

Los más tradicionales afirman que existen realmente solo dos pizzas “verdaderas”, la marinara y la margherita. La marinara se prepara con salsa de tomate, orégano, aceite de oliva, ajo y hojas de albahaca, y debe su nombre a que era la comida típica de los pescadores de la bahía de Nápoles. La margherita se prepara con salsa de tomate, queso mozzarella y hojas de albahaca. Y cuenta una mítica leyenda que debe su nombre a la Reina Margherita Teresa de Saboya, quien al verla la prefirió sobre otras variedades porque le recordó los colores verde, blanco y rojo de la bandera italiana.

pizza-margherita-el-origen-de-la-pizza
Pizza margherita tradicional

Y es así, como a través del paso de los años, la pizza se convirtió en un plato icónico de la gastronomía italiana. Su consumo se difundió también por toda Europa después de la Guerra Mundial cuando los solados de tantos países la probaron y la llevaron de regreso a sus ciudades. Y fue también introducida en diversas áreas del mundo por los expatriados italianos cuando se llevaron con ellos de su tierra parte de sus tradiciones a sus nuevos hogares. Fue a través de estas migraciones de tradiciones que surgieron los lugares icónicos de la cultura internacional de la pizza como New York o Chicago.

“Los más tradicionales afirman que existen realmente solo dos pizzas “verdaderas”, la marinara y la margherita”

En la actualidad, podemos encontrar una pizza en cada rincón del mundo. Pero si hay un factor que ha impulsado la pizza a convertirse en uno de los platos más conocidos internacionalmente es la variedad de sabores e ingredientes con los que se puede servir. Y es que la versatilidad de la pizza es su mayor fortaleza. Hoy por hoy, la variedad de sabores que se pueden mezclar en una pizza dependen únicamente de la imaginación del pizzaiolo. Son aquellos maestros pizzeros capaces sacar provecho de la innovación gastronómica, a la vez que custodian la autenticidad italiana, los que han hecho posible la fusión del gusto y la tradición que tantos buscamos en una buena pizzería.

cta-pizzeria-rurale-conoce-mas


3 thoughts on “El origen de la pizza, un viaje de tradición e innovación

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s